• La principal novedad de la elección legislativa es que el Frente de Todos pierde la mayoría en el Senado y ahora depende de la oposición para iniciar las sesiones y sancionar leyes.
  • En Diputados, en cambio, el oficialismo sigue siendo la primera minoría, aunque algo menguada con respecto a los 2 primeros años de gobierno de Alberto Fernández.
  • Juntos por el Cambio engrosó sus filas en ambas Cámaras. El funcionamiento del Parlamento dependerá de los acuerdos y del acompañamiento circunstancial e institucional que consiga el oficialismo.

El Frente de Todos dejará de tener mayoría en el Senado, lo que significa que ahora deberá negociar con la oposición para iniciar las sesiones -porque perdió el quórum propio- y para sancionar leyes. En Diputados, el escenario de proporción de fuerzas políticas es prácticamente igual al de los 2 primeros años de gobierno de Alberto Fernández, con el oficialismo siendo la primera minoría seguida a unos pocos diputados por el principal espacio de la oposición, Juntos por el Cambio. 

Es decir que al Gobierno no le resultará tan sencillo como hasta ahora avanzar en su agenda parlamentaria, porque deberá apelar a sus aliados y negociar siempre con los opositores que estén dispuestos a contribuir al quórum y a aprobar proyectos.

En esta nota, repasamos cómo quedarían las 2 Cámaras, cuántos diputados y senadores tiene el oficialismo y cuántos, la oposición; quiénes son los potenciales aliados del Frente de Todos y quiénes, fuera de Juntos por el Cambio, son los más reacios a apoyar iniciativas gubernamentales y pueden adoptar posturas contrarias a los propósitos de la Casa Rosada.

Senado

En la Cámara alta el Frente de Todos tenía 41 senadores y pasó a tener 35 tras los comicios del 14 de noviembre último. El quórum se consigue con 37. De manera tal que deberá apelar a sus aliados para formar la mayoría que antes tenía de manera automática.

¿Quiénes son considerados aliados del Frente de Todos? El rionegrino Alberto Weretilneck, de Juntos Somos Río Negro, la alianza que gobierna la provincia patagónica -de la cual el senador fue gobernador entre 2012 y 2019-, y la misionera Magdalena Solari Quintana, del monobloque Misiones, que responde directamente al ex gobernador Carlos Rovira (1999-2007), que es el líder político del Frente Renovador de la Concordia, la alianza que gobierna esa provincia desde 2003.

Con la ayuda de Weretilneck y Solari Quintana, el oficialismo puede llegar a los 37 senadores sentados para iniciar las sesiones y para sancionar leyes. El número es muy fino, porque el resto de los senadores son considerados opositores duros.

Juntos por el Cambio sumó 5 senadores y pasó de 26 a 31. A ellos se les suman el salteño Juan Carlos Romero (que gobernó la provincia de 1995 a 2007), la neuquina Lucila Crexell y la riojana Clara Vega, que integran el interbloque Parlamentario Federal. En 2019, Romero y Crexell fueron reelegidos senadores hasta 2025 por el frente Juntos por el Cambio de sus respectivas provincias; y Vega, en 2017, por Cambiemos. Sin embargo, ninguno de los 3 integra el interbloque de Juntos por el Cambio, aunque, a diferencia de Weretilneck y Solari Quintana, no son aliados del oficialismo sino que suelen votar con la oposición.

La restante senadora es la peronista cordobesa Alejandra Vigo, que fue elegida este año hasta 2027 y ya anunció que formará un monobloque en representación de Hacemos por Córdoba, el espacio peronista no kirchnerista que lidera el gobernador Juan Schiaretti, que es su esposo.

Diputados

En la Cámara baja, el bloque del Frente de Todos, que tenía 120 diputados, pasó a tener 118. Es decir que con la elección quedó aún más lejos del quórum propio, que se consigue con 129 diputados sentados.

Juntos por el Cambio, que tenía 115 diputados, pasó a 116. A diferencia del Frente de Todos, que es un bloque, Juntos por el Cambio es un interbloque, conformado por varios bloques. Dentro de este espacio, 52 diputados son del PRO; 45 son de la Unión Cívica Radical (UCR); 11 son de la Coalición Cívica, y luego hay representaciones de partidos provinciales y otros partidos locales, como el de Ricardo López Murphy, Republicanos Unidos.

Entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio suman 234 bancas sobre 257, es decir el 91% del cuerpo. 

¿Cómo se compone el restante 9%, que son 23 diputados? Hay 4 diputados libertarios (Javier Milei, José Luis Espert, Victoria Villarruel y Carolina Píparo), 4 trotskistas (Myriam Bregman, Nicolás del Caño, Romina Del Plá y Alejandro Vilca), 3 del peronismo vinculado al gobernador Schiaretti, 2 de Consenso Federal (Graciela Camaño y Alejandro “Topo” Rodríguez) y 2 socialistas santafesinos (Enrique Estévez y Mónica Fein).

También, 2 de Juntos Somos Río Negro, 2 del Frente de la Concordia Misionero, uno del Movimiento Popular Neuquino (MPN), el bonaerense Florencio Randazzo (Vamos Con Vos), el riojano Felipe Álvarez (Acción Federal) y Claudio Vidal, de Somos Energía para Renovar Santa Cruz (SER), la agrupación que quedó segunda en la elección en esa provincia patagónica, detrás de Juntos por el Cambio y relegando al Frente de Todos al tercer puesto.

Los acuerdos políticos para formar mayorías circunstanciales (según cada ley) o institucionales (bloques que se agrupan y forman interbloques) se develarán, como en cada renovación parlamentaria, en los próximos días.

Esta nota es parte de Reverso, el proyecto periodístico colaborativo que une a más de 100 medios y empresas de tecnología para intensificar la lucha contra la desinformación durante la campaña.
Las vías de contacto para sumarse son:
por mail a [email protected]
por WhatsApp
y /ReversoAr en todas las redes.

Editores Laura Zommer

Escribir un comentario.