El año electoral está llegando a su fin y, como ocurrió en otros países, la desinformación también formó parte de la campaña argentina.

Si bien no alcanzó los niveles de intensidad y agresión que se registraron en comicios como los de Estados Unidos o Brasil, Reverso* verificó -desde el 11 de junio hasta hoy- más de 170 contenidos sospechosos que dejaron al descubierto falsedades que afectaron tanto al oficialismo como a la oposición. ¿Quiénes fueron los más afectados? ¿Qué temas fueron más propicios para los engañosos? A continuación, un repaso por las cinco desinformaciones con más impacto que desenmascaró Reverso.

El video relantizado de Patricia Bullrich

Corrían los primeros días de julio cuando la ministra de Seguridad de la Nación fue protagonista de un video manipulado que alcanzó gran viralización en las redes sociales.

Las imágenes parecían mostrar que la funcionaria estaba alcoholizada o bajo los efectos de algún calmante. Si bien sus declaraciones eran reales y se hicieron durante una conferencia de prensa que la funcionaria había dado unas horas antes, Reverso pudo comprobar que la pieza fue manipulada.

Tanto revuelo levantó el video -que copió un efecto de una grabación que escandalizó a los Estados Unidos y tuvo como víctima a Nancy Pelosi- que hasta la ministra Bullrich salió a reconocer el trabajo del consorcio de medios contra la desinformación. Además, publicó en su cuenta de Twitter: “Sí, estaba despeinada. La conferencia empezó a las 8 am al aire libre. Pero el video fue editado: lo ralentizaron para ridicularizarme, desacreditar el trabajo del @minseg y la gestión de @mauriciomacri. El primer #FakeNews de la Campaña 2019. ¡Nada nos va a detener!”

La enfermedad / internación de Alberto Fernández

Otra desinformación que se destacó por reiterarse en más de una oportunidad durante la campaña electoral fue la supuesta enfermedad del ahora presidente electo, Alberto Fernández. A fines de julio circuló una falsa cadena de WhatsApp que aseguraba que el por entonces candidato a presidente por el Frente de Todos había sido diagnosticado con un cáncer de pulmón. El contenido viral, que no tenía firma ni citaba ningún tipo de fuente, fue desmentido tanto por su médico personal, Federico Saavedra, como por él mismo, en diálogo con Reverso.

Pero esa no fue la única vez donde la salud de Fernández se puso en duda. Días después de haber ganado las elecciones y luego de que Perfil publicara que circulaban rumores de que estaba internado en el Sanatorio Otamendi, Fernández publicó un tweet donde acusó directamente al saliente jefe de Gabinete de instalar noticias falsas en la redes: “Agradecería que Marcos Peña deje de gastar los pocos dólares que todavía no dilapidaron en instalar noticias falsas por las redes. También agradecería a ciertos medios no prestarse a las fake news. Estoy muy bien y trabajando para ordenar el caos que nos dejan. Gracias”.

La foto de la mujer con el uniforme de PedidosYa cargando a su bebé

En medio de la crisis económica, una imagen donde se puede ver a una mujer repartidora de PedidosYa con una bebé en brazos fue muy compartida en redes sociales junto con textos que sostenían que trabajaba con su hija en bici porque no tenía con quién dejarla y destacaban la precarización de los trabajadores durante el gobierno de Cambiemos. Sin embargo, la protagonista le explicó a Reverso que cuando fue fotografiada llevaba a su hija al jardín antes de salir a trabajar y no que estaba trabajando con su hija en brazos. Lo interesante de esta desinformación es que la desmentida tuvo más repercusión que la información falsa (su video tuvo más de dos millones de vistas) y se convirtió en el chequeo más compartido por los medios aliados, a la vez que trascendió fronteras al publicarse en medios internacionales.

El auricular de Macri durante el debate

La divulgación de información falsa también llegó al segundo debate presidencial y el destinatario fue el presidente Mauricio Macri. Se lo acusó en las redes sociales de usar un auricular, aunque Reverso pudo confirmar que esa versión era falsa. Uno de los disparadores de la desinformación fue un tweet de Araceli Ferreyra, diputada nacional del Frente para la Victoria, que compartió una foto de una pantalla donde se ve la cara de Macri con un círculo rojo en la oreja. La imagen fue acompañada con la siguiente leyenda: “¿Qué es ésto? hay que confirmar urgente si es cierto o no”. También un posteo de Luciana Salazar, y otro de los usuarios Vengador Recargado y Los Zocaleros, que recortaron la imagen de la pantalla de Crónica TV para que no aparecieran los signos de pregunta que estaban en el graph del canal, se sumaron para darle más impulso a la viralización de la falsedad.

Fraude K

Durante las elecciones primarias de agosto, la desinformación excluyente fueron las denuncias de fraude que empezaron a rodar en redes sociales. Las publicaciones que circularon con el hashtag #FraudeK y llegaron a convertirse en trending topic en Twitter señalaban que había telegramas con errores; también hubo otras que denunciaban que había urnas con cintas rotas, pero en ambos casos Reverso pudo confirmar que no implicaban que haya habido fraude electoral. Estas falsas informaciones también tuvieron mucho impulso a través de la red de mensajería instantánea WhatsApp.

Reverso es el mayor proyecto periodístico colaborativo del país contra la desinformación,
que unió a más de 120 medios de comunicación y termina el 11 de diciembre próximo,
cuando asuma el nuevo presidente, Alberto Fernández.

Equipo Reverso
Autores
Editores Laura Zommer

Escribir un comentario.